Inicio

La Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales pretende conseguir “la promoción de la mejora de las condiciones de trabajo para elevar el nivel de protección de la salud y la seguridad de los trabajadores,… en base a los principios de eficacia, coordinación y participación”. Conocer la política en materia preventiva permite facilitar un primer acceso a las acciones de prevención y seguridad en el trabajo dando a conocer, entre otros elementos, las obligaciones, derechos, deberes y responsabilidades que afectan a cada persona en el ámbito laboral.

Una buena política de prevención empresarial, según lo establecido en el artículo 5, apartado 5 de la citada Ley, es la que integra eficazmente la prevención en el sistema de gestión empresarial.